Cuatro paellas o arroces que deberías probar si vienes a Valencia

Cuatro paellas o arroces que deberías probar si vienes a Valencia

Son muchas las personas que se mueren de ganas de disfrutar de buenas paellas en la playa de Valencia. Un lugar tan emblemático y un plato tan típico casan perfectamente y además van de la mano en esta ruta gastronómica. Aun así, la polémica también está servida. ¿A qué se le puede llamar paella y a qué arroz?

Es normal que, al disfrutar de paellas en la playa de Valencia, mucha gente crea ser experta en este tema y pueda decidir qué es o no es paella. Por eso, aquí queremos alejarnos del murmullo de siempre y queremos recomendarte cuatro paellas (o arroces, para los exquisitos del lenguaje) que debes probar si visitas la capital del Turia.

Por supuesto, la paella valenciana es la más tradicional y conocida. Tiene las hortalizas clásicas de la dieta mediterránea y se le añade un poco de conejo como elemento estrella que garantiza un sabor más rico y una mejor intensidad en el resultado final. Aunque pueda haber mil variantes, los pasos de elaboración siempre son los mismos.

Paellas de marisco. Son, sin duda, otro de los principales clásicos en los que hay que pensar. Especialmente los langostinos, las almejas o también los mejillones. Los moluscos siempre encajan a la perfección, aunque los calamares, el rape o la langosta tienen una excelente acogida en este plato.

La paella o arroz de carne no es tan popular, pero existe. Un buen arroz con algo de pollo o de ternera es ideal y, pese a que muchos no lo llamen paella, sí que sigue sus métodos clásicos de cocción.

Finalmente, la paella mixta, la más solicitada y la más famosa. Un poco de carne, de pescado y de marisco para conseguir sabores tan explosivos que a nadie dejan indiferente.

En L´estimat contamos con una amplia gama de platos propios del Mediterráneo, para que comas con sabor, pero también con salud.